Tattoo

Amores que son ilusiones y promesas que no son verdad


Amores que son ilusiones y promesas que no son verdad



Las historias de amor tienen finales felices �o no? pero bueno en si la m�a no tiene final, es algo as� como que un raro pero dif�cil inicio. La verdad no se como paso ni por que, en verdad no se si dar todo por terminado o empezar de nuevo pero creo que es realmente necesario que las cosas se aclaren, porque de otra manera yo saldr� perdiendo la raz�n y eso en verdad no me gustar�a que pasara porque si pasa no tendr� las fuerzas suficientes para empezar de nuevo.

Bueno, les resumir� mi primera experiencia.

Soy Alejandra. Yo tenia siete a�os cuando conoc� a un chico que movi� mi coraz�n y me hizo sentir esas mariposas en el estomago. El se llama �ngel, el chiste es que no lo pude olvidar hasta hace apenas medio a�o o menos. �ngel me hizo llorar con sus despechos y con su indiferencia pero finalmente todo eso paso.

Y es aqu� donde empieza mi peque�a historia. Voy en tercer semestre del bachillerato, pero al inicio del segundo semestre varios del turno vespertino se cambiaron de turno entre ellos una chica que ahora es amiga m�a. Bien, el punto es que tambi�n de la tarde se pasaron como otros cinco ni�os que tambi�n son o fueron amigos m�os. Dos de ellos no le hablaban a los otros tres, pero yo a todos los quer�a. Del grupo de tres amigos me gustaba uno, pero eso se paso tan r�pido como un suspiro, del otro me enamore y en si fue por este que les hablaba a los otros dos. El punto es que finalmente el tipo fue una historia tonta y se paso r�pido. Yo segu�a pesando en �ngel, viviendo por, para y sin �ngel.

Entonces apareci� el en mi vida �el Naranjo� era un chico que inmediatamente que llego les gusto a varias chicas por su aire de seguridad y por su falsa pero aparente confianza en si mismo. A m� desde el primer momento me pareci� un tipo engre�do, presumido, descort�s, tonto y arrogante, un tipo del que nunca me enamorar�a, mi concepto de pr�ncipe azul aparentemente aun no estaba bien definido. El chiste es que le hable porque en si a mi me interesaba su amigo y fue cuando mi concepto de el cambio totalmente. De detr�s de ese tipo descubr� a un ni�o realmente tierno, chistoso, carism�tico, agradable, capaz de entrar en la categor�a de amigo, si se hubiera quedado ah� todo hubiera estado realmente bien pero no, me tenia que enamorar de el y para que, no lo se, solo se que a su lado �ngel ya no me importaba tanto pero segu�a siendo un recuerdo. Naranjo me regreso la fe en el amor, en los finales felices, en los cuentos de hadas y la fe en que todav�a exist�an los amores de verdad y los pr�ncipes azules aunque el sea un pr�ncipe gris. Me devolvi� la sonrisa, me devolvi� el brillo en la mirada, y lentamente casi sin darme cuenta me fue encantando con su sonrisa y con su infantil mirada.

En los salones de clase nos sent�bamos siempre juntos, los lugares de los otros eran opcionales pero el m�o y el suyo estaban bien definidos, el uno al lado de otro; el siempre me molestaba y buscaba cosas divertidas para hacerme re�r, el me dio con fianza en los colores quit�ndome la fobia que tenia, el me dec�a sonza y yo le dec�a tonto. yo le puse su apodo de �el Naranjo�, el no me puso el m�o pero el siempre me molestaba con respecto a el, el era siempre as� conmigo, y en el r�pido transcurso de ese semestre lo fui conociendo y mi concepto fue tan lindo, cre� que podr�a haber algo pero nunca hubo nada interesante. El era mi raz�n de despertar, cuando llegaba a la escuela solo esperaba verlo a el, cuando estaba en clases solo quer�a estar a su lado, cuando no ten�amos nada que hacer solo quer�a platicar con el sobre varios de esos asuntos, y lo descubr�, encontr� su alma, encontr� su ser, encontr� su esencia, y lentamente �ngel fue perdiendo su sentido para mi. Cuando hab�a trabajos en equipo el era mi equipo, yo solo buscaba estar a su lado aunque el siempre era as� con todas a mi me parec�a que solo conmigo se comportaba de es a forma tan especial, a mi me parec�a que el podr�a enamorarse de mi.

Pero llego el d�a en que tuvimos que separarnos. El se fue para un grupo y yo para otro totalmente distinto. Tiempo antes de esto hab�amos jurado que si nos tocaba en grupos distintos nos �bamos a seguir hablando pasara lo que pasara, �saben como me doli� cuando dejo de hacerlo? me sent� mal, saber que cada risa hab�a sido falsa, saber que todo hab�a sido una mentira y no poder soportarla, yo casi mor�a de dolor pero a el no le importaba o al menos as� parec�a.

Un d�a trate de decirle que me hab�a enamorado de el sin pretender nada pero el me fue dando largas hasta que me entere que tenia novia, pues bien poco despu�s termino con ella y empez� con otra y paso otra; yo no aguante esa situaci�n pero lo quer�a. Un d�a que lo vi el estaba llorando, pues ah� voy yo a preguntarle que le pasaba, a tratar de consolarlo y a decirle que siempre iba a estar a su lado, no se que paso pero el me dejo de hablar. Al principio yo me negaba a que el me dejara de hablar pero me di cuenta de que no pod�a aferrarme a eso, yo sabia que eso deb�a olvidarse porque el as� lo quer�a y yo no pod�a obligarlo a lo contrario.

Yo creo que ya es demasiado obvio que me gusta y que lo quiero mucho pero el no se hab�a dado cuenta, ahora ya lo sabe gracias a unos amigos m�os. Al principio me puse furiosa porque ellos no ten�an derecho de hab�rselo dicho pero despu�s me di cuenta de que era lo mejor, de que tarde o temprano iba a pasar, y le deje de hablar, ya ni siquiera lo buscaba y mucho menos le hablaba, fing�a que lo hab�a olvidado pero no, y apenas el me hablo solo para saludarme y me sonr�e, yo, la verdad, no se que hacer porque lo quiero pero no quiero que solo juegue conmigo.

Y es que la verdad su sola presencia paraliza mis ideas y no me deja reaccionar de la forma que quiero hacerlo aunque delante de el domino muy bien esos impulsos. No se que hacer, por favor ay�denme, m�ndenme un consejo.

(An�nimo)
TATTOO
sukma i love u © 2008. Design by :Yanku Templates Sponsored by: Tutorial87 Commentcute